central: 511 201-1111

Yunder Escobar

Compartir

Doña Elsa enfrentó una grave noticia cuando nació el tercero de sus hijos. Yunder, el menor de la familia, sufría de una malformación que afectaba el movimiento de sus piernas.

Sin hablar bien el idioma español, pero movida por su enorme afecto hacia su hijo, Elsa viajó desde Huancavelica a la capital siguiendo la recomendación de los médicos. Una vez en Lima, recibió el consejo de una amiga: llevar a Yunder a la Clínica San Juan de Dios.

En la Clínica, Elsa encontró el apoyo que estaba buscando. Por más que fuera arduo, nada impidió que ella use toda la fuerza de su amor de madre para llevar a su hijo a las sesiones de terapia. Yunder recibió ayuda especializada en terapia física, y fue gracias a ello que pudo dar sus primeros pasos.  Motivado por la perseverancia de Elsa, el personal se he comprometido a darle a su hijo el trato de una segunda familia, de modo que ambos puedan ser partícipes de su desarrollo y mejora.

Compartir