central: 511 201-1111

Thiago Lizarme

Compartir

Cuando Luz Marina Herencia y Manuel Lizarme tuvieron a su segundo hijo, nunca imaginaron que el pequeño Thiago tendría un problema neurológico.

En la ciudad de Urubamba, a dos horas del Cusco, vive la familia de Thiago. Ellos se conocieron ahí. Cuando tuvieron su primer hijo, al Manuel tener que ausentarse por su arduo trabajo, el hermano de Luz Marina, Víctor Herencia, la apoyó incondicionalmente. Con mucho orgullo Manuel le ofrecería ser el padrino de bautizo. Un tiempo después, la familia planificaría tener un segundo hijo: Thiago.

Seis meses luego del nacimiento de Thiago Lizarme, descubrirían que tenía parálisis cerebral. Con mucho dolor recibieron la noticia, pero fue ahí que su poderosa unión familiar les dio la fuerza de buscar la ayuda de la Clínica San Juan de Dios en Cusco.

Como una segunda familia, el personal de la Clínica brindo ayuda y calor a Thiago, que comenzó a mostrar avances desde los primeros meses. Este nuevo impulso dio aliento y energía a la familia, que, de la mano del talento musical de Víctor, recuperó la esperanza, pasando a ver con optimismo el desarrollo de su nuevo hijo, convencidos de que mejorará y que les dará tanta felicidad como afecto le han dado desde que nació.

Compartir