central: 511 201-1111

Erick Cuchicari Huanca

Compartir

El pequeño Erik, de tan solo 4 años de edad, es el primogénito de Henry, un joven y viudo agricultor cusqueño que tuvo que tomar la difícil decisión de dejar a su hijo hospitalizado en la Clínica San Juan de Dios de Cusco, para que reciba la rehabilitación adecuada.

Los pequeños pasos de Erick son lo que motiva a Henry a seguir adelante. Este joven padre sabe que no está solo, pues cuenta con el apoyo de los profesionales de San Juan de Dios, la compañía de su madre y el cariño de su hija. Su estrecho y cálido vínculo les da la fortaleza para resistir las distancias y continuar con la lucha.

Gracias a las terapias, muchos niños como Erik han logrado avances significativos en sus tratamientos, recibiendo rehabilitación de manera constate. En nosotros está la posibilidad de ayudarlos.

Compartir